Habas verdes y frescas, crudas, solas o con un poco de sal. Plato de Murcia

Hay productos de la huerta que en algunas Comunidades españolas son muy típicos e incluso considerados un manjar festivo, mientras que en otras ni se les ocurriría tomarlas. Una de estas son las habas crudas, no muy grandes y que se toman en Murcia sobre todo en fechas señaladas, Navidad, Semana Santa e incluso celebraciones familiares y bodas. En Murcia tanto las habas como los guisantes frescos se toman recién desgranados de su vaina y se sirven como acompañamiento a diversos aperitivos.

Se sirven con queso, con mojama o lomo de atún, con lomo de caña de cerdo o acompañando unas patatas fritas, o servidas junto a un buen tomate troceado y regado todo con un buen aceite de oliva extra virgen y un poco de sal. Los expertos de la dietética dicen que las habas crudas son una gran fuente de vitaminas B1 y B9, ayudan al funcionamiento del sistema nervioso, y contienen una gran cantidad de manganeso que es antioxidante y ayuda a la cicatrización de las heridas y a la absorción de algunas vitaminas. Si además están buenas y frescas, tomadas con una buena cerveza es una delicia.

Yo recomendaría no tomarlas fuera de la primavera para que no estén pasadas de fecha y ya no sean tan verdes y pequeñas como para comerlas con delicado sabor natural a huerta fresca. Pasado ese tiempo sirven casi crudas para acompañan unos huevos fritos si les damos un golpe de calor en el último minuto de la fritura del huevo. La huerta tiene sus tiempos y hay que aprovechar los buenos productos como en este caso, para tomarlas guisadas pero también para acompañar un buen plato crudas y frescas.

No hay comentarios: