Revuelto. Una bebida para las mañanas frías. También Barrecho o Barrecha.

Ha perdido esta bebida el uso clásico en las mañanas frías del norte de España, pero durante décadas, tras levantarse, lo primero que se tomaban los hombres para ir a trabajar y "despejarse", era una copita de revuelto. Bien en casa, bien en el primer bar que encontraban en su camino.

El revuelto es una bebida en donde se mezcla a partes iguales anís seco con moscatel, o anís dulce con vino rancio. Una bebida dulce con una bebida seca. Una bebida de alto grado con una bebida de grado medio.

Ahora todos y todas salimos de casa bien desayunados y la leche y zumo en un fijo en nuestras mesas, pero en aquellos años la leche no era una bebida "para hombres".

Hay que entender también que en aquellos años los hombres se levantaban de la cama antes de salir el sol para estar en el campo cuando se empezaba a ver  con luz natural y el sueño era alto y el cansancio no se había compensado con las horas de cama. 

Y que además la leche para calentarla había que encender el fuego, algo costoso en tiempo de espera y de utilización de leña para un simple vaso de leche.

Y para calentar el cuerpo en aquellos años de frío tomaban bebidas fuertes, que pudieran servirse sin hacer fuego y calentaran rápido las energías. Con un cacho de hogaza y algo de tocino o chorizo de olla, habían desayuno para comenzar el día en el campo.

En algunas otras zonas españolas se llama a esta bebida: barrecho o barrecha.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...