Salmorejo con remolacha y frutos rojos


En verano son tiempos de sopas frías, aunque en realidad es en todo el año pero parece que en verano nos apetece más. Esta imagen nos muestra un salmorejo (con una sola R y no con dos como el nombre de este blog o una técnica aragonesa de cocinar) un salmorejo decía con el añadido de remolacha en conserva o natural —depende del tiempo que podamos estar en la cocina— unos pocos frutos del bosque rojos y una picadita encima de cebolla roja, pimiento verde, pan tostado, semillas y brotes diversos más unas gotas de aceite de oliva para dar brillo.

Un plato muy fácil de hacer, natural, ligeramente dulce, novedoso y original. La diferencia entre un gazpacho y un salmorejo es fundamentalmente la cantidad da pan y los pimientos y cebolla que añadamos al hacerlo en la batidora. Pero ambos permiten muchas variables.

No hay comentarios: