Paella irlandesa que venden como paella española. Arroz de horror


La paella o la llamada paella aunque sea un arroz con cosas, es un plato típicamente español y exportable…, hasta lograr auténticos fracasos y platos que son de todo menos saludables y presentables. 

Esta paella de Dublín es un ejemplo de eso, no solo es terrorífica y casi deleznable sino que hace una publicidad de la gastronomía española que resulta penosa. En España no se come así de mal, y esto es una barbaridad.

Es un arroz pasado de cocción, con una garra de pollo frito puesta encima y cubierta con tomate frito posiblemente de conserva. Unas posibles judías verdes redondas distribuidas por el arroz amarillo que ha estado en el fuego cociendo un tiempo indeterminado hasta hacer una argamasa tipo cemento, que estoy seguro, tiene que sentar mal al estómago más preparado.

No solo no es una paella, sino que tampoco es un arroz con cosas ni un arroz que se parezca en nada a los arroces españoles. Ni a los chinos. Ni a los indios. Pero se vende como arroz español lo cual es como poco pecado. Espero que no lleve alcaparras, que lo parece.

¿Qué sucedería si en España se intentara vender un whisky irlandés mezclando vino rancio con agua y con unas gotas de anís? Pues se nos diría de todo.



No hay comentarios: