Sopa Monseñor con quenellas de ave

Os dejo una receta histórica con más de un siglo de antigüedad que es una simple sopa pero con el nombre ya habréis podido adivinar que es historiada, rica y contundente, para sacerdotes de cargo y comidas de señoría.

Añadiros que al final de la receta se habla de ponerle a la sopa quenellas que son unas pequeñas bolitas ovaladas de pasta de sémola o de harina mezclada con mantequillas, huevos y leche y algún relleno de carne, a modo de las clásicas pelotas que en Murcia por ejemplo se utilizan en las sopas o los clásicos huevos tontos de Aragón, pero en este caso son ovaladas. Una especie de croquetas pequeñas que en ver de freírse se añaden a la sopa de donde cogen sabor y se terminan de cocinar.

No hay comentarios: