Flores de calabacín en tempura con relleno de queso y marisco

Es tiempo de calabacines, de calabazas también, pero sobre todo de los hermanos pequeños. Y aquí podemos ver a la planta con sus flores, anunciando una buena cosecha. Las flores se pueden también coger y rellenar de carne picada para hacerlas después al horno. 

O algo mas sencillo todavía, preparando una bechamel con queso o gambas a nuestro gusto, no muy clara, como si fuera para croquetas y una vez algo templada rellenar las flores con delicadeza y pasarlas por un rebozado de tempura y freír en bastante aceite hasta que la tempura esté crujiente.

Lo malo de estos sistemas es que cada flor es un calabacín pero son deliciosas. Si las cueces pues también se pueden hacer cocidas o al vapor y rellenarlas de cualquier ensalada, marisco picado o queso, hay que cocerlas entre tres y cuatro minutos y pasarlas por agua con hielo para cortar la cocción nada más sacarlas del calor. 

Recuerda que hay flores de calabacines machos (debajo de la flor solo tiene un rabo delgado) y hembras (debajo tienen un tallo más grueso en forma de útero natural), y las primeras sirven para polinizar las flores hembras pero se caen sin producir fruto.

No hay comentarios: