Leche condensada La Lechera. Todo un moderno producto con muchos años

¿Un poquito de sabor antiguo? Leche condensada La Lechera. A mi me salvo medio Servicio Militar. Cuando terminaba los duros ejercicios de instrucción y sobre todo de gimnasia —era un enclenque hay que admitirlo— los chupetones al tubo de leche condensada La Lechera me salvaban la vida para continuar como si nada. Eran como droga legal.

Ahora la utilizo para ponerse unas gotas en el café solo, a modo de cortado y así añadirle dulce y me evito el azúcar o la sacarina. Y su sabor de leche diferente siendo siendo igual. No pasan los años por ella. Pasan las vacas eso si, y las fábricas. Y los modelos de envases.

No hay comentarios: