Jamón de pato curado, pechugas de pato navarro. Magret


Entre los bocados que en los últimos tiempos se han puesto al alcance de más bolsillos y mesas está el que llaman Jamón de Pato Curado, pero que en realidad es Lomo de pato pues son las pechugas de pato, frescas que son secadas en sal hasta lograr una curación como cualquier lomo de cerdo, pero resultando en una carne fabuloso para servir de entrante o para una degustación de embutidos diversos.

En este caso os presento la marca Martiko de Navarra por su calidad de sabor a mi gusto, ligeramente ahumado, muy sabroso y sobre todo muy suave en boca pues en algunas otras ocasiones he tomado otras mercas y resulta la carne algo más seca, dura y con menos capacidad para deshacerse en boca.

El peso de todos estos sobre se mueve entre los 50 y los 80 gramos, y eso siendo importante para el precio final, no lo es tanto pues debería primar el sabor y la degustación. Estamos hablando de unas 16 a 20 lonchas por paquete que resultan más que suficientes para degustarlo junto a otros embutidos. No recomiendo nada como acompañante del llamado jamón de pato que no sea tomar la pechuga al natural, con un poquito de buen pan. ¿Quieres algo por encima para que parezca más? Bueno, pues una gotita de mermelada de higo, de tomate o de naranja amarga.

Nota.: NO es publicidad de la marca, el producto ha sido comprado por mi, aunque estaría encantado en recibir kilos y kilos de diversos magret de pato para poder opinar. Pero de momento NO ES PUBLICIDAD. Hay que ser muy sinceros con esto y advertirlo.

No hay comentarios: