Bizcocho de zanahoria para el café exprés de media mañana


Un bizcocho de zanahoria es una posibilidad muy interesante pues al ser ligeramente dulce el tubérculo o raíz se presta muy bien para añadir a las masas de bizcocho y suprimir parte del azúcar que debemos poner a la masa sin que salga soso. Este bizcocho de zanahoria que vemos en la imagen lleva 300 gramos de zanahorias crudas, ya peladas y cortadas finas, que paso por la batidora unos segundos para que se troceen sin convertirse en papilla. 

Luego en un bol añado las zanahorias muy picadas, junto a 200 gramos de harina de repostería o normal, un sobre de levadura para bizcochos, tres cucharadas soperas de aceite de oliva extra virgen para que da sabor o de girasol si lo queremos con menos sabor, tres cucharadas soperas de leche, cuatro yemas y cuatro cucharadas soperas de azúcar. Calcular que cada cucharada sopera es de 25 gramos, por si se desea calcular con gramos. Si te apetece más dulce puedes subir la cantidad de azúcar hasta los 200 gramos.

Mezclamos todo bien. Batimos las claras de huevo a punto de nieve o parecido y las añadimos al final. Preparamos un molde desmontable para horno y lo untamos levemente de mantequilla o de aceite para que no se pegue el bizcocho al desmoldar. Y calentamos el horno a 185%.

Cuando el horno está ya a su temperatura metemos el molde 35/40 minutos sin abrir nunca el horno. Observamos por el cristal su crecimiento. Desmoldamos y los dejamos enfriar casi una hora antes de tomarlo con un buen café exprés. 

No hay comentarios: