Cómo tener un huerto en una terraza y a coste bajo

Vamos a dar algunas pequeñas pistas para poder disfrutar de un pequeño huerto en tu terraza o balcón, porque si lo que tienes es una pequeña parcela adosada a tu casa, sin duda ya conocerás todo lo necesario, pero debemos saber que con muy pocos metros de terreno profundo puedes sin duda abastecer tu domicilio de una parte de los vegetales que consuman.

¿Dónde hacemos la plantación?

No compres costosas jardineras cuando puede encontrar gratis los recipientes. En todos los supermercados de tu ciudad acaban en la basura cajas de lo que se llama vulgarmente corcho blanco o poliuretano que antes han contenido pescados frescos. Si conoce algún pescadero mucho más fácil. 

Esos recipientes son perfectos para el tipo de mini huerto que vamos a plantear. Son rectangulares, gratuitos, soportan bien el calor y el frío además de la humedad y se pueden tirar cuando están viejos para cambiarlos por otros. Y son a veces profundos.

El tipo de tierra es mejor que sea blanda, con compost suficiente, con abono mineral si es pobre (se compra en bolitas en tiendas de jardinería, mejor en mayoristas) y si es tierra dura le añada simplemente serrín para rebajarla. Te será más útil para algunas plantaciones de raíz.

Si todavía hace mucho frío, cubre tus maceteros con bolsas de plástico. Si hace aire fuerte, coloca las plantas altas dentro de una botella invertida de plástico como las de agua mineral.

¿Qué puede plantar?

Casi de todo. Se puede decir que por ejemplo las espinacas te producen hojas para ensalada durante meses, siempre frescas y duras, que las rabanetas rojas o las zanahorias si la tierra está suelta te encantarán, que los tomates (no olvide los cherry pequeñitos que salen en ramas) te harán recordar sabores perdidos porque los recogerás cuando estén maduros y no verdes como los que compra.

Que puedes sembrar pepinos, berenjenas, ajos, cebollas, patatas, judias, habas, perejil, romero, o aquellas plantas de no mucha altura que en tu país se consumen en la cocina.

El riego debe ser cuidadoso, procura que la tierra esté húmeda pero no encharcada, y recuerda que las mejores horas para regar es al anochecer.

Es además un excelente entretenimiento, que produce éxitos y frutos. Y si no te sale bien, hay que leer consejos por internet o en libros, pues para huertos urbanos cada vez hay más literatura.

Yo en una simple maceta de 50 cmt de ancha y 60 de profunda recojo todos los años docena y media de manzanas rojas del tamaño de un puño. Es cierto que el árbol es de una raza de pequeña altura, pero es posible si se cuida, tener en tu terraza casi todo lo que te propongas.

No hay comentarios: