Pasta guisada con caldo y mariscos o verduras


Hay varias maneras de preparar la pasta, y ahora nos vamos a escapar un poco del modelo tradicional o italiano de cocerla y añadirle después una salsa compleja o sencilla. Vamos a tratar la pasta del tipo que sea pues sirve este tipo de plato para cualquier modelo de pasta, para cocinarlo más como si fuera un arroz tipo paella que como una pasta cocida.

Tendremos preparado un caldo que habremos realizado con anterioridad pensando en el complemento que añadiremos a la pasta. Carne, pescado o verduras. Si es carne picada se trata como en los casos de marisco o verduras, no es necesario cocción añadida a los minutos que estará con la pasta cociendo en la olla. Si fuera carne en trozos habría que tenerla un tiempo de cocción añadida en el caldo que hemos preparado para reservar.

En una sartén amplia o en una olla de boca muy ancha, tipo paellera, haremos un sofrito de ajo, cebolla, etc. finamente picado. Cuando este sofrito esté pochado, con o sin tomate, a fuego no muy fuerte, le añadiremos el producto complemente, una carne picada o salchichas cortadas, unos mariscos crudos, unas verduras tipo espárragos verdes, alcachofas, guisantes frescos, col de flor, habas, etc. 

Unas vueltas en el fuego a estas verduras o carnes, dentro de la olla y le añadiremos el caldo que habíamos preparado con anterioridad. En el caso de la carne y las verduras dejamos cocer todo un par de minutos y añadimos a continuación la pasta para cocer en el caldo con el sofrito y los complementos. En el de las verduras, sin tener que esperar tiempo.

Dejamos que todo se vaya cociendo según el tiempo que estimemos para la pasta. Los tiempos dependen del tipo de pasta.

El único truco consiste en que al final todo el plato quede más bien seco, sin mucho caldo sobrante. Para eso podemos añadir el caldo al principio en una cantidad suficiente para que cubra todo pero dejándonos algo para ir añadiendo poco a poco.

Si el plato se sirve en el momento no hay problemas añadidos, pero si se va a servir en unos minutos hay que recordar que la pasta seguirá absorbiendo caldo, y que debemos tener preparado algo de ese caldo para añadirle al calentar, pues no tiene que quedar una pasta excesivamente seca, sino melosa.

No hay comentarios: