Aperitivo de beicon con langostinos

Esta tapa de aperitivo que voy a explicar resulta maravillosa sobre todo por su sencillez y su novedoso sabor con muy poco trabajo e ingredientes muy sencillos. Barata y fácil.

Pelamos un langostino crudo dejando la punta de la cola. Lo enrollamos dentro de un filete fino de beicon ahumado dejando fuera la parte de la cola con cáscara y lo sujetamos todo con un palillo. Lo freímos en una sartén o en freidora, lo justo para que se haga el langostino por dentro en su punto. Sobre un minuto o menos, dependiendo del grosos del langostino. 

Sobre una pequeña tostada de pan de una cierta calidad ponemos encima el frito y añadimos unas gotas pequeñas de limón. Así de sencillo y rápido. También funciona muy bien unas gotas de alguna salsa picante no muy fuerte. O incluso unas gotitas de salsa de mostaza dulce. Pero no todas las opciones, sino una de ellas.

No hay comentarios: