Hablamos un poco de la leche. ¿Qué leche preferirías?


No existe alimento más natural para los mamíferos que la leche, sea leche de tu misma especie o de diferente especie si la toleras. Las personas bebemos leches de nuestras madres al nacer, y durante casi toda la vida bebemos leche de vaca por ser la de mas fácil absorción y sobre todo la mas barata. Pero no somos el único animal que bebe leche de otras especies. Los animales de granja o animales de compañía, a veces tienen que beber leches de otros animales que no son sus madres.

La glándula mamaria es una maravillosa fábrica natural de leche, de un producto que no existe fuera de las mamas. En todos los embarazos y cuando por naturaleza se llega a su final, por medio de hormonas se empieza a fabricar de forma natural la leche materna. En todos (casi) los mamíferos es igual. Mientras estos animales incluidos los humanos vayan segregando leche por que así tengan demanda, van fabricando leche.

Si a las vacas no se las ordeña dejan de crear en sus ubres leche, y necesitan volver a quedar preñadas para volverla a fabricar, como muy bien sabemos. 

No se las tiene constantemente produciendo leche, pues el ritmo o ciclo vital de la vaca se detienen dos meses al año, en sus últimos meses de un nuevo embarazo, para que su producción anual sea mejor. 

Desgraciadamente para el bienestar animal, estos procesos de la ganadería de siempre, se han visto modificados con la ganadería extensiva en varios aspectos, para que las vacas no dejen de producir al día entre 55 y 60 litros de leche. Para ellos sus ciclos vitales son distintos y se las tiene menos años produciendo leche y engañándolas en sus ciclos de alimentación e incluso de luz.

La leche lleva agua, pero también lactosa, grasa, vitaminas, proteínas y bacterias, incluso glóbulos blancos vivos, por eso la leche de vaca se pasteuriza antes de que nos llegue a los humanos, para de alguna forma entregarla a los mercados "muerta". Su PH es de entre 6,5 y 6,7, lleva algo de sal, vitamina A, D, K, E, carotenos, riboflavina y algunos otros componentes en menor cantidad. 

La lactosa como bien sabemos puede producir problemas en algunos humanos pues no siempre se tolera bien, o no disponen del mecanismo o de una enzima especial para poderla digerir bien. Pero es la que le entrega ese dulzor que sin llegar a ser potente, es suficiente para poder tomar la leche sin añadidos de azúcar, si así la deseamos. 

Cada raza de vaca produce una leche algo distinta incluso de sabor, y sin duda en el caso de ovejas o de cabras la leche es totalmente diferente. Pero incluso en el caso de las vacas, que a veces en algunas ganaderías familiares son de diferentes razas por diversos motivos, como finalmente las leches de mezclan y uego se someten a diversos procedimientos higiénicos, no es posible diferenciarlas en el consumo, excepto que sean leches totalmente naturales y desde los productores. 

En esos casos las leches tienen claramente un sabor totalmente diferente a la que se nos venden en los lineales de los supermercados, más vegetales incluso en su sabor y más espesas en su textura.

En la imagen podemos ver dos modos de trabajar la ganadería. La natural, familiar y de siempre, con vacas que a veces pasten en libertad, y la intensiva que no siempre conocemos ni sus métodos ni sus fórmulas de laboratorio económico para lograr mejor y mayor producción. 

No hay comentarios: