La berenjena es una gran aliada para veganos


En esa cocina vegana más fácil y sencilla de hacer en casa, la berenjena es una de las verduras que mejor encajan en los hogares. El fruto puede ser de variado color y forma, de distinto tamaño segçun clases de berenjenas y en todos ellos encajan con leves matices de sabores casi las mismas preparaciones.

Es una fruta que lleva entre los humanos más de 4.000 años, y  nunca deberíamos comerla cruda por si nos fuera a dar alergias, pero en cambio permite múltiples formas de ser cocinada. Frita, refrita con otras verduras, asada, cocida, acompañando otros productos, etc.

Pelada y cortada en bastones, con una ligera capa de harina y luego bien frita y crujiente como si fueran patatas es una maravilla. Si puedes añadirle miel si no eres una persona vegana, están de maravilla. Y si no, se puede añadir melaza de caña de azúcar que el resultado es igual.

En la imagen vemos una presentación de berenjena asada al horno rellena con carne picada o con tofu o con verduras muy picadas todo junto con el interior de la berenjena también picada, y con salsa de tomate que podemos terminar por encima con queso rallado si no eres vegano o con un picado de almendras o de nueces si has decidido no tomar productos de origen animal. 

Una pequeña salsa de perejil con albahaca, muy machacada y macerada en aceite de oliva puede terminar la presentación.



No hay comentarios: