23.4.19

Salón comedor de hace 2.500 años en España

Hablábamos antes de lo que era un hogar de los íberos en la España de hace unos 2.500 años y ahora estamos viendo una representación de un comedor típico de aquellos años. Efectivamente estamos viendo a cuatro hombres (casi cinco) comiendo sentados en el suelo, unas costillas de algún cerdo o antílope, posiblemente asadas pero sin mucho tiempo en el fuego, pues ni había tiempo para estar esperando una cocción larga ni tenían herramientas para cortar las carnes que no fueran sus propias manos y su dentadura. Así que las carnes estaban muy justamente hechas.
Alrededor vemos cuencos y tazones donde bebían licores similares a la cerveza y al vino actual. Similares es mucho decir, pero es cierto que se basaban en los mismos procesos que hoy utilizamos para crear el vino y la cerveza.

¿Y las mujeres? Pues curiosamente y hasta mitad del siglo XX en España, las mujeres comían en la cocina y no junto a los hombres. Esto os puede parecer una barbaridad, pero efectivamente a principios de los años 1960 yo todavía he visto en algunas localidades rurales de Castilla que las mujeres comían solas en la cocina, mientras los hombres junto a sus invitados o a personas que venían de las ciudades, comían en el salón. 

Las mujeres mantenían el hogar, el fuego y no se mezclaban con la totalidad del resto de habitantes de la casa en el salón, si esta era independiente.

Lo habitual era que la cocina estuviera abierta hacia el salón, pero separado por una cierta distancia, y que la mujer se mantuviera a un par de metros de distancia, pero no sentada en la misma mesa. Efectivamente, una auténtica barbaridad, que en la imagen vemos de hace 2.500 años pero que se mantuvo hasta hace pocas décadas en algunas zonas rurales de España.

Algo que se repetía en los locales destinados a ser tienda y bar. A la tienda entraban las mujeres y a los bares los hombres, aunque muchas veces se entrase por la misma puerta y uno estuviera a continuación de la otra. Las mujeres permanecían en la tienda hablando e incluso bebiendo, y los hombre en la sala de bar hasta que les diera la real gana. La mujer esperaba y solo se podía ir a su casa si tenía que hacer la comida. Estamos hablando de la Celtiberia de mitad del siglo XX.

Nota.: La imagen es del Museo Arqueológico de Madrid

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...