Bancos de Alimentos, para alimentar todas las vidas


Desgraciadamente tenemos que hacer constantes campañas de recogida de alimentos, de ayudas en alimentos o en metálico para los Bancos de Alimentos, con los que se ayudan a miles de personas en España.

Este anuncio es de estos días, pero he esperado a realizar la entrada a que se pasaran las fechas. No se trata aquí de hacer publicidad de ningún centro comercial en concreto, sino de hablar de las necesidades de ayuda a las que todos tenemos que colaborar con algo.

Un euros, un simple euro, puede ser mucho para ir construyendo ayudas. Es verdad que muchas veces hablamos de que deberían ser los impuestos los que sufragaran estas necesidades. Pero se nos olvida recordarnos a nosotros mismos que nadie quiere pagar impuestos, mucho menos admitir que suban los impuestos.

Da una ayuda a quien lo necesita no es realmente un impuesto, ni tampoco un diezmo tan arraigado en otras culturas. Es simplemente ser más humanos.

Si en los últimos años se ha optado por pedir dinero en vez de alimentos es por pura lógica. No podemos llenar de ciertos productos los Bancos de Alimentos, y no poder comprar otro tipo de alimentación en frescos por poner un ejemplo. 

Y sobre todo no es posible tener exceso en ciertas fechas como Navidad y en cambio no poder ayudar en verano. Y de momento la única manera sencilla es recurriendo a las ayudas en dinero, aunque se sabe que son menos admitidas por las personas que colaboran.