Aceituna manzanilla rellena de almendras cocidas y peladas


Las aceitunas es otro de los elemento de las cocinas mediterráneas que se merecerían un premio si se pudieran inventar. pero ya lleva siglos inventadas y además son decenas de sabores diferentes, con decenas de aliños distintos hasta lograr un sin número de presentaciones de aceitunas encantadoras como aperitivos o como acompañantes. No debemos olvidarnos que muchas de ellas también sirven para complementar sabores en algunos guisos de carne, caza, o incluso pescado.

Pero hoy os voy a hablar de unas aceitunas que yo compro en la localidad de Martorell en Barcelona, en su Mercado ambulante de los sábados cuando me encuentro por las cercanías. Son unas simples aceitunas manzanilla, sin el hueso y rellenas de almendra pelada y algo cocida. 

La sensación de ese complemento que es la almendra junto a una aceituna fresca y jugosa, es de premio. Ya sé que algunos optan por el rellano de piñones que es también un clásico muy sabroso, pero diferente. Y es cierto, esa mezcla de dureza leve de la almendra con la suavidad de la aceituna, convierte algo tan simple es una pequeña delicia. 

No hay comentarios: