Chipirones rellenos con salsa de pimientos del piquillo


Unos chipirones o calamares pequeños, enteros y rellenos, es uno de los platos más agradables y suculentos que podemos prepararnos. Hay que vaciarlos y limpiarlos bien, pero sin quitarles la piel exterior pues da sabor aunque en muchos sitios la quitan dejando al chipirón desnudo y blanco.

Picamos las patas y aletas del calamar y las pochamos con cebolla, pimiento y algo de tomate, dejándolas cocer en esa salsa unos 20 minutos a la que habremos añadido algo de caldo de pescado y un poco de vino blanco. 

También le podemos poner al relleno algo de huevo duro picado e incluso hay quien añade jamón piado muy fino o bacon picado al guiso de las patas y aletas del calamar. Yo prefiero que en este caso sea todo pescado. Si queremos reforzar el sabor podemos hacer un caldo de pescado potente para este relleno.

Con este pochado ya guisado de las patas y aletas rellenamos el interior del calamar y ponemos un palillo al final para cerrarlo, y así evitar que se salga el relleno. 

A la hora de servir, pasamos el chipirón relleno por la pancha para dorarlo unos segundos, sabiendo que el interior ya está cocinado y que ahora se trata de una cocción rápida para la propia carne del chipirón. 

Tenemos preparada una salsa de pimientos del piquillo con tomate y cebolla que habremos pasado por la batidora para ponerla de cama y un poco por encima de los calamares. Y un picado de cebollino para terminar. También si quieres algo rápido lo puedes servir con un picado de ajo y perejil por encima. Pero siempre bien caliente, recién sacado de la plancha.

Hay que advertir que deben ser chipirones o calamares pequeños, pues si son medianos o grandes con pasarlos por la plancha unos segundos no sirve, pues quedarán duros o crudos por dentro, y en ese caso es mejor cambiar el orden de las cocciones y guisarlos una vez rellenos sobre 20 a 30 minutos en una salsa de tomate y pimientos del piquillo. En este caso se debe evitar la cocción de las patas con el relleno, pues con una sola cocción ya sirve. 

No hay comentarios: