Lentejas pardina guisadas en olla de cocción lenta

Nada más sencillo que hacer unas lentejas pardinas guisadas en una olla de cocción lenta y que nos queden como se hacían hace años, como las hacía nuestra abuela. Es tan sencillo como añadir ingredientes a la olla todos a la vez y poner la olla de cocción lenta a funcionar.

Ponemos un trozo de chorizo por comensal (puede ser picante o no), una morcilla pequeña y un trozo de bacon o de tocino. Ponemos también una cucharada de tomate frito, otra de pimiento choricero (o un pimiento verde entero) un par de dientes de ajos enteros para luego retirarlos, una hoja de laurel, media pastilla de sabor tipo verduras, un poco de sal, una taza pequeña por comensal de lentejas tipo pardina que no necesita remojo antes, y cubrimos todo el conjunto de agua lo más natural posible.

Ponemos la olla de cocción lenta tres horas en la potencia alta y tapamos. Así de sencillo y de fácil. Y sin manchar nada. Tenemos que tener dos cuidados. Uno que pasada media hora vigilemos que no haya que añadir algo más de agua. El otro es que depende de las propias lentejas podría estar cocido todo a las 2 horas y media. Revisar, probar y rectificar de sal si fuera necesario en ese momento.

Como veis no lleva cebolla, aunque eso depende del cocinero. Si se pone cebolla junto a todo recomiendo que sea picada muy fina y algo mejor pasarla antes por sartén para pocharla, para que se ponga transparente y algo tomada de color y en ese momento ponerla en la olla de cocción lenta antes de ponerla en funcionamiento. 


También le encaja muy bien algo de jamón, incluso cambiar la posible cebolla por puerro, no poner el pimiento verde para que de sabor y cambiarlo por algo de pimentón ahumado, cambiar el agua por caldo de verduras de caja y en ese caso no utilizar la pastilla de sabor, etc. 

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...