Gamba de Cristal de Málaga, enharinadas y fritas


Esta imagen es del mercado central de abastos de Málaga, conocido como mercado de Atarazanas. Y vemos a la derecha unos excelentes langostinos normales y baratos, frescos y espléndidos, pero a la izquierda vemos un marisco que no es habitual de ver en el resto de España. Es la llamada gamba de cristal.

La gamba de cristal ha sido durante muchos años un producto de descarte, casi de abandono. Se coge al ir a pescar cigalas sobre todo, y en tiempos en los que había permiso sin control para pescar camarones o quisquillas, esta gamba de cristal tenía peor mercado. Pero ahora los camarones y quisquillas se controlan, están mucho más caros, y este gamba de cristal cumple a veces el papel de los productos caros.

Nadie como los propios andaluces para explicarnos estos productos que al resto de España no nos llegan, así que voy a comentar algo de lo escuchado en Málaga, admitiendo que me puedo equivocar.

Estas gambas de cristal se las comen de dos maneras. Bien en tortillas de camarones, sustituyendo a estos y de alguna manera haciendo un trueque no correcto. O bien y es la mejor manera de comerlas, fritas simplemente enharinadas en aceite bien caliente menos de un minuto para que no pierdan su jugosidad. Digo menos de un minutos por no decir unos segundos hasta que la harina que hace de capa y defensa se ponga ligeramente crujiente. Una vez pasadas por aceite se sacan a un plato con papel absorvente y se toman con un buen vino Manzanilla.

No hay comentarios: