¿Eres capaz de hacer un menú en tu casa, de alto nivel?


Una de las dudas que todos tenemos es saber (o atrevernos) sobre si somos capaces de sorprendernos y sorprender a nuestras parejas o amigos con un servicio de comedor, de comidas y bebidas, a la altura de un restaurante de 200 euros el menú. 

La respuesta es (casi) no, pero en ese punto es donde hay que trabajar la gastronomía y nuestra capacidad de sorprende con productos bien elegidos, un servicio bien presentado y una historia que contar. 

Sorprender no es sencillo, la cocina es una profesión dura, pero es verdad que cada vez tenemos más información sobre productos, sobre elaboraciones, y unos mercados sobre todo en grandes ciudades, que nos pueden dar casi todo lo que necesitamos comprar.

Un maridaje de vinos de calidad se te puede mover entre los 40 y los 200 euros por persona en un buen restaurante. A poco que quieras aprender a comprar, puedes hacerlo por la mitad o incluso algo menos, y las temperaturas de servicio son sencillas de controlar.

Hoy se estila las muchas pequeñas raciones de productos muy sorprendentes, bien presentados, y no todos tenemos una vajilla con 10 tipos de platos totalmente distintos. Así que tenemos que jugar con otros modelos de presentación. Una pizarra es barata, algunos recipientes de caña o bambú también, invertir en unas vajillas originales te pueden durar muchas galas entre amigos.

Busca recetas y presentaciones, y elabora un menú que cuente una historia. Hoy comer puede ser como viajar, algo temático, que esté unido por un hilo conductor. Que la comida sea algo más que una sucesión de platos. 

Imagínate un menú sobre la cocina francesa. Debería tener alguna referencia a los cátaros, a Bretaña, quesos, cidra francesa o de El Gaitero, unos buenos panes, un borgoña, un champán y un cava para enfrentarlos, etc. tendrá que tener pato, Quique y ensaladas, foie, ostras, una sopa de pescado, salsas agrias, licores de la zona. 

Piensas que si en la mesa os juntáis cuatro personas dispones de entre 800 euros y 1.200 euros de presupuesto para jugar queriendo imitar a los profesionales. No será igual, pero tampoco será tan caro como es lógico, y es una buena manera de aprender y sorprender.

La imagen refleja un sencillo menú francés de 39 euros los platos, que pueden llegar a 49 euros si le añades un vino y un aperitivo. No es un menú muy caro, pero puede servir de ejemplo para comenzar a trabajar en casa, cocinas un poco distintas, con un aperitivo diferente (por ejemplo una copita de sidra o cava) para terminar con un café y una chocolatina, o un licor no habitual. En este caso del ejemplo encajaría muy bien un Calvados, que subiría la cuenta de la compra, pero te quedaría para posteriores veladas.

No hay comentarios: