Ensalada de picadillo de Andalucía, de lo mas sencilla

En Andalucía sirven como tapa o como primer plato una ensalada de picadillo que aúna la originalidad dentro de la normalidad más absoluta. Con un simple tomate rojo grande y muy maduro, un pimiento verde algo carnoso y una cebolla hacen una ensalada diferente. Si quieres darle un toque de más calidad se puede desmigar una lata de atún en aceite, pero sin el caldo. Incluso picar muy fino un huevo duro, añadir unas pocas alcaparras o unas rodajitas de olivas negras sin hueso.

Pican las tres verduras muy finas, en trozos del tamaño de una judía. Mezclan todas las verduras y las aderezan con una vinagreta que hacen en un bol y sal con gracia. 

La vinagreta es de aceite de oliva (3 partes) y vinagre suave de Jerez (una parte) junto a unos pequeños toques de tomillo muy picados. El jugo que suelte el tomate al ser cortado hay que ponerlo junto a la ensalada pues parte del éxito está en ese caldo natural que desprende el tomate. Añade el atún y lo que quieras poner "de más".

Todo bien mezclado se deja en la nevera al menos una hora para que los jugos se mezclen y los sabores cojan cuerpo. Se sirve en Andalucía muy fresca pues los calores son duros, pero en otras épocas del año o en zonas no tan cálidas, servir a temperatura casi ambiente.

No hay comentarios: