Carne de pollo, sin necesidad de matar animales, hecha de células animales


Singapur ha dado luz verde a comercializar carne de pollo creada en laboratorio, la posible carne del futuro o la llamada carne del provenir, creada a base de células animales en laboratorios que en realidad son fábricas. La venta de este producto abre un futuro en la alimentación humana que hoy nos resulta complicado entender o adivinar hasta dónde puede llegar. Estamos hablando en este caso de carne hecha con células de pollo, y con un aspecto final similar al de la pechuga de pollo, que se comercializara como los clásico nuggets que ya comemos y que es puré de pollo hecho piezas, como hacemos el surimi con los pescados.

Pero en este caso vamos mucho más allá. Es carne hecha en laboratorio con células de carne. No se requiere matar animales, criarlos, alimentarlos con el consiguiente ahorro en medio ambiente que esto supone. La ganadería se transforma en fábricas laboratorios que sin casi contaminar podría fabricar toneladas de carne para cubrir las necesidades humanas. Y este tipo de carne de laboratorio evita además la contaminación bacteriana proveniente de los desechos de origen animal de todo tipo y el exceso de antibióticos y hormonas inyectados en animales, además de suponer un ahorro de agua altísimo.

¿En qué año tendremos en los mercados diversos tipos de carnes diversas para el consumo y a precios asumibles? Todavía queda tiempo, pero el camino se está intentando abrir. Y en gastronomía también se abren paso opciones totalmente distintas con sabores mezclados en la propia carne, pero hacerla distinta y variada.

No hay comentarios: