Aperitivo doble en restaurante Arguiñano 2011

En algunos restaurantes están utilizando la inteligente decisión de poner un pequeño aperitivo antes de la comida, para que los comensales pasen mejor el tiempo que media entre la petición de los platos y su servicio. Una pequeña forma de servicio para abrir el apetito.

Desde unas aceitunas aderezadas a un pequeño detalle creativo del mismo restaurante. No es necesario nada espectacular aunque en algunos locales si que te presentan pequeñas dosis o detalles de su propia gastronomía.

En el Restaurante Arguiñano te servían en el año 2011 dos detalles cuidados por su sabor, pero sencillos en su presentación. 

Un pequeño chupito de gazpacho casero, muy correcto en tomate y pepino, acompañando a una pequeña tapa de chistorra, tal vez asada para que pierda parte de su grasa o de fabricación muy magra y nada grasa, algo que mata algunas chistorras de baja calidad y envuelta en pasta hojaldre muy fina.

Conseguido el propósito de entretener el tiempo de espera hasta los platos principales de la comida con unos sencillos aperitivos, todo lo que viene después se agradece de otra mejor manera.

1 comentario:

Unknown dijo...

Pues si, es algo que cada vez hacen más sitios, y es una buena opción. Los españoles ponemos tapas u aceitunas y los chinos te ponen un plato de pan de gambas, pero si el aperitivo está currado como es el caso del que hablas mejor para el paladar.