Menestra de verduras para los que no saben cocinar nada y quieren quedar bien

Yo prefiero preparar la menestra de verduras con productos naturales del momento, aunque a veces caigo en la pequeña trampas de utilizar de forma rápida y sencilla las diferentes bolsas de verduras ya congeladas pero compradas por separado, y no utilizar casi nunca el preparado de menestra de verduras, que pocas veces es completa, aunque las buenas marcas si que tiene productos buenos. 

En una olla rápida o exprés meto o una bolsa de menestra congelada de kilo o (insisto en que yo elijo poner estas verduras congeladas elegidas por separado y a mi gusto) un puñado amplio de guisantes congelados, otro de judías verdes congelados, un puñado de alcachofas congelados y media docena de espárragos congelados cortados. 

A todas estas verduras congeladas (hayamos elegido el tipo de verduras congeladas que hayamos elegido), les añado una patata mediana cortada en daditos, una zanahoria grande cortada en medias lunas finas (es la verdura más dura de todas), y si se quiere completar con más verduras, algo de calabacín, de apio, coles de bruselas, de coliflor o incluso de berenjena.

Le pongo a todas las verduras (sean las de la bolsa de menestra congelada ya terminada o la mezcla personal de verduras) un vaso de agua, un vasito de tomate natural, sal, una pastilla de caldo de carne, un par de cucharadas de aceite de oliva, medio filetito de jamón finamente picado y unos golpes de pimienta negra. Lo remuevo todo y cierro la olla rápida.

Cuando empieza a pitar la olla la apagamos y la dejamos en el fuego eléctrico hasta que se enfríe. Si es en fuego de gas dejar unos 5 minutos.

Abrir y servir. Así de sencillo. Meter todo en la olla, cerrar, abrir y servir. ¿Quieres quedar bien? Pues un huevo duro servido por encima y cortado a rodajas da un toque distinto. Incluso si no has puesto espárragos, una lata de tallos de espárragos que haya cocido 5 minutos finales con la menestra le añade un toque de sabor.

No hay comentarios: